Grasas y proteínas

Hoy voy a hablar de mis queridas grasas, unas rebeldes sin causa. ¡Qué loca me vuelven a veces!

Cuando entras en todo este mundo de la diabetes, lo primero que te dicen es que tienes que aprender a contar carbohidratos y que te tendrás que poner insulina en relación a esos carbohidratos. No hay que preocuparse por grasas o proteínas. Imagino que esto te lo dirán para no complicar la cosa desde el principio, ¡ya bastante tienes! Y tampoco se está comiendo comida grasienta a todas horas, pero después, pasado un tiempo desde el debut, te atreves a ir a una pizzería, y ya le ves la cara a las grasas. Esa hipoglucemia seguida de una hiper que parece que no tiene fin y que generalmente descubres gracias a los medidores continuos de glucosa. Al principio te preguntas, pero… ¿y esto? Luego empiezas a entender.

Las grasas y las proteínas cuentan

Las grasas y las proteínas sí que cuentan a la hora de calcular la dosis de insulina que necesitemos para una comida ya que hay rutas metabólicas que las acaban convirtiendo en glucosa, y también hay que tener en cuenta que las grasas ralentizan la absorción, por lo tanto la digestión será mucho más lenta. Esto último es importante a la hora de ponerse la insulina, aquí no vamos a tener una digestión de dos horas, será mucho más.

¿Cómo se tienen en cuenta las grasas y las proteínas?

Bueno, hay una fórmula para saber cuántas unidades de insulina te tienes que poner por grasas y proteínas, aunque dependiendo para qué comidas resulta muy difícil de utilizar.

Las grasas y las proteínas se calculan con la Unidad Grasa-Proteína (UGP), en este caso no vamos a contar solo los gramos, sino también las kilocalorías (kcal).

Tendremos que tener en cuenta que:

  • 1 gramos de grasa = 9 kcal
  • 1 gramo de proteína = 4 kcal
  • Por cada 150 kcal se consideraría como una ración de carbohidratos, es decir, como 10 gramos de carbohidratos.

Por lo tanto, si te fueras a comer una pizza que tiene 15 gramos de grasa, para saber cuantas “raciones” equivaldrían esas grasas tendrías que:

  • Multiplicar los gramos de grasa por 9 kcal:

15 gramos x 9 kcal = 135 kcal. Esa pizza que te vas a comer tiene 135 kcal por las grasas.

  • Dividir el resultado entre 150 kcal para saber a cuantas raciones equivale:

135 kcal de grasas/150 kcal para una ración =  0.9. Es decir, por esa pizza te comerías las raciones de carbohidratos normales y tendrías que sumar una ración más por las grasas. Si has calculado que la pizza tiene 5 raciones de carbohidratos, sumarías 1 y tendrías que esa pizza sumaría como 6 raciones de carbohidratos.

Lo mismo habría que hacer con las proteínas, pero multiplicando la cantidad de proteínas por 4 kcal. Las proteínas no cuentan tanto, y yo tampoco como tantas, por lo que no suelo tenerlas en cuenta, pero si coméis muchas, también deberías contabilizarlas.

Ralentización de la digestión

Las grasas no van a hacer su efecto al instante de comerlas, sino que pasarán varias horas hasta que se transformen en glucosa y nos suba los niveles en sangre, además ralentizará la digestión en general.

¿Cuánto tardará en hacer efecto las grasas?

Se puede tener en cuenta lo siguiente:

  • Por 1 UGP, habría que esperar 3 horas.
  • Para 2 UGP, 4 horas.
  • Para 3 UPG, 5 horas.

Esto es importante a la hora de ponernos la insulina. No podemos ponernos toda la insulina para que haga efecto al principio, porque lo que conseguiremos así es que nos de una hipoglucemia inicial, ya que no tendremos disponible toda esa glucosa desde el principio.

En la práctica

Todo esto está muy bien saberlo de manera teórica, pero a la hora de aplicarlo es bastante complicado. Para empezar, es difícil saber cuánta cantidad de grasa tiene una determinada comida. Lo más sencillo es intentar conseguir la información nutricional del alimento, por ejemplo, lugares como McDonalds suelen tener esta información. Ahí puedes encontrar cuántas grasas, proteínas y carbohidratos tiene una hamburguesa y con eso haces tus cuentas. O si compras en el supermeracado cualquier producto envasado, también puedes encontrar esa información en las cajas y con eso es fácil calcular las dosis que necesitas de insulina.

Pero claro, los restaurantes y bares no suelen tener esta información, ¿entonces cómo se cuenta? Yo no he encontrado otra manera más que ensayo y error.

Se que la primera vez que pruebe un restaurante de este estilo va a ser un desastre, pero de esa primera vez puedo ir sacando conclusiones e ir mejorando en mis cálculos. La primera vez que pruebo un sitio no como demasiado para evitar glucemias muy elevadas, aun así, a veces es muy complicado.

Por ejemplo, esta es mi gráfica de una cena en una pizzería que ya he probado unas cuantas veces:

img_5880

Sobre las 9 empecé a cenar. Se puede ver como hay una subida de la glucemia inicial por los carbohidratos y una segunda subida horas más tarde debido a estas grasas. A este sitio he ido varias veces y después de probar varias cosas he conseguido tener unas gráficas aceptables, mejorables, pero aceptables.

Sin embargo, el otro día me sentí aventurera y probé un nuevo sitio de pizzas. Aunque seguía las mismas pautas de insulina que tengo aprendidas del sitio anterior, el resultado fue bastante más desastroso:

img_5935

Ese día empecé a cenar sobre las 9.30, y las grasas atacaron y atacaron durante horas.

¿Cómo administrarse la insulina?

Este es un tema muy importante. Aquí habría que hacer una distinción entre la gente que usa bomba de insulina y la gente que usa plumas. (Más adelante os cuento la gestión con bomba de insulina).

Yo uso plumas de insulina y os voy a contar un poco cómo lo hago, pero esto es una orientación a algo que a mí me funciona, cada persona es distinta y lo que me funcione a mí no tiene por qué irle bien a otros, así que cuidado, siempre consultar con vuestro endocrino.

Yo cuento (o intento hacer la mejor aproximación) los carbohidratos y las grasas que voy a comer, generalmente me baso en mi experiencia de estos sitios para hacer estas cuentas.

Me calculo de manera separada la insulina que necesito para ambas cosas. La dosis de insulina que necesito para los carbohidratos, la raciono en cuatro partes.

Por ejemplo, os voy a contar cómo me administré la insulina para la gráfica de antes (empecé a cenar sobre las 9):

img_5880

En este caso iba a necesitar 6 unidades de insulina para cubrir los carbohidratos, esas 6 unidades me las administré de la siguiente manera:

  • Antes de comer me puse algo más de la tercera parte de la insulina. En concreto, me puse 1 unidad en la tripa antes de comer y 1.5 unidades en la pierna también antes de comer. En mi caso, si me pongo la insulina en la tripa ésta me hace efecto durante 2 horas, mientras que en la pierna me dura unas 3 horas.
  • Después de comer me puse otra tercera parte de la dosis total. En este ejemplo, me puso 2 unidades en la pierna.
  • A las dos horas de comer me puse el resto. En este caso, 1.5 unidades en la pierna.

Luego vienen las grasas, aquí calculé que me comería cerca de 1.5 raciones en grasas, por lo que al comer 1.5 Unidades De Grasa-Proteína y teniendo en cuenta la información de antes, ésta grasa me empezaría a hacer efecto entre las 3 y 4 horas. Así que sobre las 12 de la noche me puse 1.5 unidades de insulina en la pierna para cubrir las grasas.

Tuve una gráfica aceptable para lo que cene, pero me llevé 5 pinchazos. Qué le vamos a hacer, me gusta demasiado esta comida y de vez en cuando no puedo evitar comerla.

Este tipo de comidas es mucho más sencillo de controlar si usas bomba de insulina, tienes que aprender a usar la bomba claro está, pero al menos te evitas ochocientos pinchazos.

ACTUALIZACIÓN. Bomba de insulina

En la práctica con bomba de insulina

Desde hace unos meses soy usuaria de bomba de insulina, por lo que os voy a contar como gestiono este tipo de comidas ahora que llevo bomba.

Antes de nada, os dejo aquí mi entrada sobre bombas de insulinas y sobre mi bomba en concreto para que os hagáis una idea de como funcionan estos dispositivos si no los controláis mucho todavía.

Gestionar este tipo de comidas con bomba de insulina es mucho más sencillo porque para llevar un buen control te evitas muchos pinchazos y con programar ciertos bolos puedes cubrir muy bien la digestión de este tipo de alimentos.

El conocimiento en cuanto a contar grasas es el mismo y tienes que saber cómo te afecta la insulina. Os voy a contar un ejemplo de cómo me administré yo la dosis de insulina para comer una pizza. (Recuerdo que cada uno es diferente y ante cualquier duda consultar a vuestro endocrino).

He visto que lo que mejor me funciona a mi es dividirme la dosis de insulina para cubrir los carbohidratos y la dosis de insulina para cubrirme las grasas. Así pues:

  • Calculo la dosis de insulina que necesito para cubrir los carbohidratos. Estos carbohidratos se van a absorber más lentos por las grasas. La dosis total la divido en dos y programo un bolo dual antes de empezar a comer. Un tercio de insulina (o un cuarto si veo que es muy grasienta la pizza) lo paso instantáneamente y el resto lo paso en media hora (45 minutos si es muy grasienta).
  • Calculo la dosis de insulina para las grasas. Programo un bolo cuadrado para las grasas que lo empiezo a pasar sobre las 2 horas y media (o tres si hay mucha grasa) durante una hora.

Esto me funciona bastante bien. Os dejo una gráfica donde se muestra el nivel de mi glucosa tras comerme casi una pizza (y postre). En total, conté 7 raciones. Los límites (la zona gris) están entre 60 y 140 mg/dL. Los carbohidratos los cubrí muy bien, aunque para la grasa me quedé un poco corta. Aun así sabía que igual me faltaba insulina, pero como era por la noche y me iba a dormir no me quise arriesgar a ponerme más por miedo a pasarme y tener una hipoglucemia nocturna. No obstante, estoy muy contenta del resultado.

img_3398

Se puede ver también la diferencia con el tratamiento con pluma. Se ven gráficas mucho más suaves, sin tanto pico. Esto solo lo he conseguido desde que tengo la bomba.

Importancia de los medidores continuos de glucosa

Quiero destacar la importancia de los medidores continuos de glucosa que ayudan muchísimo a conseguir un mejor control y a evitar sustos. Aquí se puede encontrar un ejemplo de la importancia de los mismos.

Las pautas que tienes que seguir para controlar tus niveles de glucosa con el glucómetro son: medir glucosa antes de comer y dos horas después.

Si yo me hubiera mirado solamente la glucosa dos horas después de comer en las gráficas anteriores, habría visto valores muy bonitos en torno a 90/100 y me habría quedado tan contenta. Incluso igual me habrían parecido valores algo bajos para ir a dormir y puede que hubiera comido algo más para evitar hipoglucemias nocturnas. Sin el medidor continuo de glucosa, me habría perdido las subidas posteriores debido a las grasas y todo esa información no la habría aprendido, información importante para saber cómo administrar la insulina.

Las primeras veces que fui a un sitio de estos, me ponía toda la insulina antes de comer, y ¿qué pasaba? Pues que salía del restaurante con una hipoglucemia gorda porque la insulina hacía efecto mucho antes de que hiciera la digestión. Intentaba remontar la hipoglucemia con glucosa de absorción rápida y luego venía la supersubida cuando terminaba de hacer la digestión de los carbohidratos y las grasas atacaban.

Hoy en día, tanto los medidores continuos de glucosa como las bombas de insulina debería estar al alcance de todo el mundo para facilitar el control de esta enfermedad, esta claro que son una herramienta muy útil.

 

11 comentarios en “Grasas y proteínas

  1. Hola buenas, en mi caso después de probar la aplicación Foodmeter para calcular, hidratos, grasas y proteínas y por separado utilizo las raciones que me salen de hidratos en el calculador de la bomba y con los resultados de grasas y proteínas utilizo Dual Bolus que me calcula las unidades de insulina y el tiempo, imagino que utilizando los cálculos que mencionas. De esta manera lo tengo bastante controlado y de una manera relativamente sencilla y rápida.

    Me gusta

    1. Esas aplicaciones están muy bien! Son bastante útiles. El mayor problema que veo con las grasas es que controlarlas con la pluma de insulina son muchos pinchazos 😓.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close