Excursión con Rigel, mi perro de asistencia para diabetes

Hace unos meses hablé sobre los perros de asistencia para diabetes, os dejo la entrada por aquí por si queréis echarle un ojo. Hoy os quería contar una historia con Rigel, mi perro de asistencia de CANEM.

Este fin de semana salió un día de esos pre-primaverales. Un día con sol y temperaturas agradables. Ayer domingo, quise hacer alguna miniexcursión por la mañana. Una caminata de unos 12 km, un par de horas más o menos.

Normalmente, llevo mi sensor de glucosa con monitorización continua, pero desde el sábado me estaba dando muchos problemas, no se qué le pasaba al sensor, pero el caso es que no tenía datos. Realizar algún tipo de ejercicio sin un control de la glucosa de algún tipo, me da bastante respeto, pero, aunque no llevaba sensor, no estaba preocupada porque Rigel iba a venir conmigo. Mi pareja no podía venir, pero no me importaba ir sola, porque en realidad no iba a estarlo.

Antes de salir me hice una prueba capilar y tenía 130 mg/dL. Me puse una basal temporal del 20% durante 2 hora en la bomba de insulina. Cuando hago ejercicio sensibilizo mucho la insulina y si no la bajo mucho, me dan hipos constantemente. También comí media ración antes de salir para cubrir el tramo inicial donde aun estaría haciendo efecto el 100% de la basal y salimos.

Durante la primera hora y media no hubo ningún incidente. Rigel no dijo nada, y yo no me encontraba mal. La verdad es que fue un poco raro, me he acostumbrado demasiado al sensor e ir sin datos… es raro. En algún momento dudé de si comer algo, me parecía mucho rato y a lo tonto aun llevábamos unos cuántos kilómetros hechos. Se notaba que Rigel estaba disfrutando del paseo, olisqueando todas las plantas, animales que hubiera, los olores que le llegaran del río… Se me pasó por la cabeza que quizás mi amigo peludo con tantos olores estuviera un poco distraído y no me estuviera prestando tanta atención para avisarme, pero como tampoco me encontraba mal, no hice nada al respecto. La verdad es que no suele fallar.

Y a la hora y media llegó el aviso. Rigel se acercó a mí, y me avisó. Me avisó de que algo empezaba a ir mal. No me había llevado el glucómetro porque no quería llevar nada encima más que el móvil y mis Glucoups. Me fié de él y comí una ración. Creí que con eso sería suficiente puesto que solo nos quedaba una media hora y tenía pasando poca insulina. No hubo más avisos.

Terminamos la marcha tras las dos horas, y ya con mi glucómetro, medí mi nivel de azúcar, 86 mg/dL. Perfecto. Fue una excursión perfecta. No se qué haría mi glucosa exactamente, pero llegué con un valor muy bueno, y sin sufrir ninguna hipoglucemia. Me sentí muy satisfecha de haber podido disfrutar de un día así con mi amiguete perruno y además de haber confiado en él para que el control de mi glucosa dependiera de él durante esa mañana, de él, y de todo lo que hemos aprendido. También sentí que mis lazos con él han aumentado un montón desde que lo tengo. Que, aunque él puede distraerse con otras cosas, siempre está atento para vigilarme. Aunque me parece superimportante la información que te dan los sensores y no voy a prescindir de ellos, me gustó ir sin sensor  por un rato y poder disfrutar de esos lazos que se han ido formando y que a veces con el sensor se pierden un poco, porque si tienes conectado el sensor a un reloj, y de vez en cuando vas echándole el ojo, sueles ver qué tendencia estas teniendo, y aunque Rigel es capaz de avisarme antes de que aparezca la flecha de tendencia, si puedes ir viendo por donde va la cosa, no son tan impactantes sus avisos.

Pero ese día, su trabajo no había terminado.

Habíamos salido tarde y poco después de llegar a casa se hizo la hora de comer. Conté unas 7 raciones para comer. Me surgió la duda, porque, aunque me gustan hacer estas miniexcursiones en primavera antes de que llegue el calor horrible, era la primera vez que la hacía llevando bomba de insulina y usando FIASP, así que no tenía ni idea de cuánta insulina ponerme. Normalmente, después del ejercicio mi cuerpo sigue activo un rato, por lo que voy a necesitar menos insulina, pero ni idea de cuánta menos. Y lo primero qué pensé, ¡y yo sin sensor! Pero no fue ningún problema.

Total, que me puse algo menos de insulina, y comimos. Cuando empezamos a comer Rigel se echó en su cama a descansar.

Inciso, me encantan como duermen estos perros, están en unas posiciones que es imposible que estén cómodos y sin embargo, se pueden tirar horas. Son brutales. Os dejo unas fotos.

Al acabar, me eché un rato la siesta en el sofá, quería descansar un poco. Miraba a Rigel y estaba roque en su camita. Se me pasó por la cabeza que si me dormía y me bajaba la glucosa no se si se enteraría, pero bueno. Yo me dormí un ratito.

Ya estaba despierta, aunque todavía no me había levantado, cuando veo que Rigel se levanta de golpe, se estira, se acerca al sofá y empieza a avisarme de nuevo. No tenía muy claro qué sería porque había calculado mi dosis de insulina totalmente a ojo, puede que me hubiera quedado corta o puede que me hubiera pasado, así que no se si me estaba avisando de una hiper o de una hipo. Me medí en sangre, tenía 130 mg/dL. La insulina activa me dura dos horas y había pasado hora y media desde que habíamos comido, así que era una bajada seguro. Comí una ración.

No sabía si una ración sería poco, pero esperaba que Rigel me avisara si seguía bajando. No volvió a decir nada y yo no me encontré mal en ningún momento. Pasados 45 minutos, me medí a ver cómo estaba. Ya tendría que haberme hecho efecto toda la insulina y también debería haber hecho toda la digestión, así que debería estar estable. Tenía 93 mg/dL. Otra vez lo había hecho. Había vuelto a evitar que me diera una hipoglucemia y yo me volví a sentir muy orgullosa de él y de todo lo que hemos llegado a conocernos y entendernos.

Que sea capaz de echarse a dormir, pero siga atento de lo que me ocurre es una sensación increíble, sientes mucha gratitud hacia tu pequeño amiguito.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close