Embarazo y diabetes tipo 1

Buscar el embarazo es una aventura llena de muchos sentimientos y cuando además convives con diabetes tipo 1, también genera muchas inseguridades. Llevar un buen control glucémico durante el embarazo y los meses previos es fundamental para que se desarrolle un embarazo sin problemas, pero con paciencia y esfuerzo todo es posible.

Ahora mismo, me encuentro en este momento y me gustaría escribir sobre esta experiencia ya que creo que puede ser importante compartir esta etapa de mi vida por si le resulta de interés a mujeres que quieran embarcarse en la misma aventura. Yo también he ido buscando historias de otras mujeres porque reconforta saber que alguien ya ha pasado por donde vas a ir tu y todo ha ido bien.

Aunque iré escribiendo estas entradas poco a poco, no las publicaré hasta que todo haya salido bien. Me he dado cuenta que soy un poco supersticiosa con estas cosas y no quiero gafarla, así que esperaré para publicarlo, pero lo iré dejando escrito.

Preparando el embarazo

Cuando mi pareja y yo decidimos que había llegado el momento de intentarlo planificamos varias cosas:

Consulta médico de familia. Una de las primeras cosas que hicimos fue pedir cita con el médico de familia para explicarle la situación y si había que tener algo en cuenta. Me recetaron vitaminas de ácido fólico que recomiendan tomar mínimo un mes antes de quedar embarazada, en concreto me recomendaron Yodocefol.

Empezar a controla mejor las comidas. Desde que debuté en diabetes, he intentado llevar buen control con mi diabetes, y en general estoy contenta, pero sí que es cierto que ha habido determinados momentos que no he cuidado tanto mi alimentación o que he tirado por comidas más procesadas. También usaba a todas horas el ojímetro a la hora de calcular raciones. Desde que decidimos intentarlo, he procurado reducir estas comidas menos sanas y he empezado de nuevo a contar mejor los carbohidratos. He recuperado mi balanza y he sido más estricta para evitar lo máximo posible las variables.

Consulta con mi endocrina. Consulté también la decisión con mi equipo de diabetes. Puesto que mi hemoglobina glicosilada era de 5.3% en ese momento, no me pusieron ningún problema (por debajo de 7% no suelen poner problemas para buscar el embarazo). También me explicó cuales tendrían que ser los siguientes pasos en caso de quedar embarazada en cuanto a las revisiones con ella.

Estudio del ciclo menstrual. Puesto que yo había estado tomando durante unos cuantos años anticonceptivos y venía de ciclos no muy regulares, busqué test de ovulación para controlar en qué momento ovulaba y encontrar los días de fertilidad. Además, también tenía mucha curiosidad en ver cómo afectaba el ciclo menstrual a los cambios en la sensibilidad/resistencia a la insulina, así que estudié mi ciclo con ambos objetivos. El tema sensibilidad/resistencia lo comenté más en esta entrada y utilicé los test de la marca Easy @ Home.

Test de ovulación y embarazo de Easy @ Home.

Llegó el embarazo

Aparte de controla la hormona LH para detectar los días fértiles, también estuve controlando la temperatura basal antes de levantarme por las mañanas, quería ver si realmente se notaba esa subida de temperatura que ocurre tras la ovulación y que se mantiene alta en caso de quedar embarazada.

Gracias a este control, pude ver que el mes que me quedé embarazada ovulé hace el día 18 del ciclo y aunque no pillé el momento máximo de concentración de la LH, sí que se detectó lo suficiente como para saber que estaba ovulando. A partir de ese día de ovulación, también noté como la temperatura basal subió desde un 37.4ºC a un 37.7ºC. Esta subida de temperatura no disminuyó incluso en los días previos a la regla. En la gráfica de abajo se puede ver en azul la temperatura basal y en color rojo la concentración de hormona LH. La hormona LH solo debería elevarse en el momento de la evolución, sin embargo, hacia el día 28 del ciclo, cuando debería haberme venido la regla en caso de no estar embarazada, se nota que la marca de la tira empieza a aumentar de color. Estas tiras no solo detectan la presencia de LH, sino también la presencia de la hormona del embarazo GCH. A partir del día 28 mi cuerpo ya estaba produciendo hormona GCH suficiente para que estas tiras lo detectaran y me estaban marcando la suma de ambas hormonas. Este hecho no lo contempla la aplicación, y de hecho, se le fue la pinza a la app porque donde debería haber indicado yo que empezaba nueva regla, se estaba detectando «pico de ovulación» entonces empezó a retrasar todo y creo que rompí la aplicación, pero obviando las franjas de ovulación (azul) y regla (rosa), se ve bien el momento ovulación y el momento en el que empieza a detectarse el embarazo.

Gráfica de los niveles de LH y temperatura basal.
Representación de las hormonas LH y HCG. Detección de zona azul por las tiras de ovulación.

Ocho días después de ovular, tuve un pequeño manchado. Fue algo muy leve, solo lo noté durante el día al limpiarme al ir a hacer pis. Fue de un tono marrón clarito. Sabía que podía ocurrir el sangrado de implantación que se produce cuando el ovulo fecundado se implanta en el útero. En este proceso, se rompen algunos tejidos para crear otros nuevos, y este proceso puede dar lugar a un pequeño manchado. No obstante, esto no ocurre siempre y en caso de ocurrir también puede variar en la cantidad de sangre que se desprende. No estaba segura de si ese manchado que yo veía podía ser manchado de implantación o no, pero si era así, querría decir que todo había marchado bien y estaba embarazada.

Con la caja de test de ovulación que compré, venían 20 test de embarazo, y aunque me pareció un poco pronto, decidí hacerme un test de embarazo al día siguiente de ver ese manchado a ver qué se veía. Aunque a simple vista no se veía nada, si luego te fijabas bien, se quería ver como una pequeña sombra. El caso es que a partir de ese día hice un test cada día y se veía perfectamente como la línea que detecta la hormona del embarazo cada vez se iba volviendo más oscura porque la concentración iba aumentando. Hasta que el día 19 tras la ovulación donde la marca ya era más oscura que la línea de control. Así que parecía que habíamos tenido éxito y estaba embarazada.

Test de embarazo.

Tras el positivo en el test de embarazo

Cuando el test de embarazo ya fue claramente positivo, volví a pedir cita con el médico de familia. Tras la consulta telefónica por la situación Covid, me dijo que me citaba para tocología y que ellos evaluarían si me derivaban a riesgos por la diabetes.

La verdad es que estamos contentos porque fue rápido, al segundo mes de intentarlo me quedé embarazada. Además, después de estar casi 10 años con anticonceptivos pensé que a mi ciclo le costaría regularse, pero no fue así y tras dejar las pastillas, me salté como una regla, pero luego ya empecé a ovular con normalidad.

Así que, después de este momento, empezaron los 9 meses de embarazo. Os iré explicando en otras entradas qué tal ha ido todo.

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Parto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close